jueves, 7 de agosto de 2014

15- La aceleración vibracional y la separación del ‘trigo’ y la ‘cizaña’


            Los acontecimientos mundiales demuestran los efectos de la Luz espiritual sobre el Cuerpo Planetario. Ya saben los estudiantes que el ingreso de Vibraciones Crísticas extrasistémicas al interior de la Tierra produce una aceleración vibracional en sus átomos físicos, astrales y mentales, movilizando los respectivos planos en el colectivo humano. Esto, por supuesto, produce ‘EVENTOS’, tanto de asimilación de los átomos de luz, como de violento rechazo de tales vibraciones. Tal es la razón y causa de muchos acontecimientos mundiales que están naciendo y desarrollándose desde hace décadas, y este es un proceso que va en aumento, ya que la Luz Solar del Espíritu Universal no deja de fluir hacia la Tierra y ha estado acelerando y amplificando su acción.

            Los EVENTOS que se manifiestan como resultado sintomático de las Energías Solares sobre el orbe planetario son, como podrá observarse, en dos direcciones visiblemente contrapuestas. Los que asimilan las Nuevas Energías como parte de sí mismos se sienten impulsados naturalmente a un despertar de sentimientos genuinos de unidad, gratitud y fraternidad; se despierta en ellos una mayor sensitividad y se vuelven a veces intolerantes a las energías más densas, por lo cual puede causarles más dolor que el común el daño y la violencia cometidas contra diversas e inofensivas criaturas vivientes, y pueden hasta mostrar rechazo intolerante con lo injusto y corrupto. (El cambio vibracional con el consecuente refinamiento del ‘sentir’ no es simple para quienes lo experimentan).
            Este despertar de la sensibilidad y sensitividad se acrecienta aún más en quienes viven procesos de reestructuración genética (como parte del “acuerdo álmico” preestablecido).

            Por el otro lado, aquellos que se resisten rotundamente (inconscientemente) a incorporar e integrar los nuevos átomos de luz que circulan ya por el orbe planetario, viven un proceso de enquistamiento astral  con el afianzamiento de su naturaleza instintiva animal subconsciente. Esto, ya avanzado, deteriora al sistema nervioso y a las células cerebrales, tornando al hombre más insensible e irracional. Este estado de deterioro ya se está manifestando en muchos individuos  que son la causa de barbaries, violencias y locuras alrededor del planeta. (Son los llamados “desalmados”, palabra bastante correcta a nivel esotérico si se entiende lo que está ocurriendo con esos individuos).
Si bien la violencia ha sido una de las características raciales (especialmente en la Raza Atlante, cuyos rasgos fueron heredados por la actual raza), lo diferente hoy es el aumento progresivo de la delincuencia, cuya causa no es la simple herencia racial, sino, como estamos afirmando, un gran cambio energético-vibracional en el Planeta, el cual está afectando a la Humanidad de diferentes maneras.
            Este grupo humano, que rechaza las Nuevas Energías de elevada vibración, está bajo la influencia y accionar de la “Ley de Atracción-Repulsión”; por lo tanto, es un proceso natural el rechazo de lo que no pueden asimilar por falta de madurez evolutiva. El rechazo de ‘lo nuevo’ se produce fortaleciendo ‘lo viejo’. Ese es el mecanismo, y es natural.
            La “Ley de Atracción-Repulsión” está trabajando impecablemente durante este proceso energético que está atravesando el Planeta; pero esta Ley no está sola, sino que la acompañan en perfecta sincronía otras leyes, las cuales forman parte del proceso. Aquí mencionaremos dos más, las cuales son inseparables de la anterior ya mencionada. En su conjunto las 3 Leyes principales en este proceso que está viviendo el Planeta y la Humanidad son:

1-     Ley de Atracción-Repulsión.
2-     Ley de Vibración.
3-     Ley de Polaridad.

Estas 3 leyes actuando sincrónicamente y en armonía con el Plan de Retorno de Cristo, están produciendo poco a poco (aunque cada vez más aceleradamente) “la separación del trigo y la cizaña”, frase bíblica que significa lo que ya estuvimos explicando en términos de energía y ciencia esotérica.

Las Energías Crísticas Solares ingresando en la Vía Láctea a través de su sol central y redistribuyéndose por todos los circuitos hasta llegar a la Tierra, renuevan lo átomos físicos, astrales y mentales del Cuerpo Planetario, y los humanos que reniegan de este proceso y se resisten a integrarlo, refuerzan (por un mecanismo inconsciente) las vibraciones densas de los átomos que conforman sus vehículos materiales correspondientes a los planos afectados. El rechazo de la Luz entrante y circundante se refuerza con sentimientos, pensamientos y actos impíos, funestos y crueles, porque estos actos tienden a densificar el cuerpo físico, el cuerpo de deseos y el mental inferior. Es así como la luz circundante por el orbe planetario es rechazada, repelida por muchas almas, y esta es la causa de los desórdenes y conflictos humanos detonados como violencia, rencillas cotidianas crecientes en las sociedades de los pueblos alrededor del planeta, en los 5 continentes, siendo también la causa de las guerras y de la violencia en sus otras distintas formas posibles de ver y concebir hoy en el planeta. Todo esto era sabido que ocurriría y está en las profecías serias y verdaderas de todos los tiempos, las cuales han anunciado lo que ahora está ocurriendo, anunciando además un final armónico y feliz de todo este proceso de “ebullición”.
Bien sabéis que, por las profecías, “la separación del trigo y la cizaña” debe necesariamente acontecer antes de que “el Cegador” venga a cosechar su ‘trigal’. Es necesario que ‘las malezas’ se muestren por lo que son y que ‘el trigo’ esté ya con la suficiente madurez para que la Gran Cosecha pueda ser eficazmente efectuada. Por eso es que “existen tiempos” para cada cosa en lo que respecta a ciclos evolutivos, y el tiempo que hoy vive la Tierra y su Humanidad es de crisis e iluminación simultánea como parte de la preparación del Retorno de ‘Aquel que prometió volver’, y que así lo hará, cumpliendo con su Promesa.
Su Promesa no fue obra de la expresión de descuidadas e irresponsables palabras, sino todo lo contrario. Jesús (Micael como “Avatar”) sabía muy bien lo que decía al promulgar su Promesa en el éter, para que todos los que tienen oídos pudiesen oír…
Existió un tiempo en el Planeta Tierra, un tiempo hace miles de eones, para la Siembra de la Vida y de la incipiente conciencia; y está llegando ahora, después de incontables milenios, la hora de La Cosecha, con lo cual se recogerán los diferentes “frutos” que ha producido aquella estelar Siembra.

Este tema, que tiene como un clave escenario central al Planeta Tierra, involucra a todo el Universo Local de alguna manera, ya que son muchos y variados los Egos, provenientes de estrellas y planetas distantes que están atravesando su experiencia evolutiva en la Tierra, junto a los originales Espíritus Virginales designados propiamente para la Evolución ascendente en este Esquema Evolutivo Planetario.

El tema del Retorno de Cristo no es más que un tema relacionado a la Siembra, en distintos eones, de Vida Solar, a manera de “chispas”, y la posterior Cosecha de esas ‘chispas-semillas’ transformadas en el Fuego de la Conciencia.
El Plan Divino trata de esto.

Procurad entender cada día más y mejor estos conceptos, y alineaos así con el Propósito Místico de la Vida Universal.


PAZ EN LOS CORAZONES



Un Melquizedek







No hay comentarios.:

Publicar un comentario